Cuidados de la voz

HomeBLOG CURSOS DE VOZCuidados de la voz

Cuidados de la voz

Fundamental para mantener

una garganta hidratada.

8 vasos de agua diaria.

 

 

1- Ejercita la mandíbula

al levantarte y al acostarte

2- Respeta las posturas básicas corporales

3- Tu cuello se merece un masaje al día

4- Créate un ambiente que te

induzca a la relajación y al sueño

para destensar el aparato fonador.

 

 

5- Limpia tu nariz al menos 1 vez al día

6- Averigua cuál es tu almohada adecuada

7- Ejercita la proyección de la voz

8- Respeta las pausas al hablar

para no forzar la garganta.

9- Bebe al menos 2 litros de agua al día

10- Mantén limpios tus dientes:

hilo dental, irrigador, enjuagues…

 

 

11- Duerme al menos 7 horas.

Para la voz cuantas más mejor.

12- Practica los gestos

13- Huye de la lana, el aire acondicionado,

la menta, el mentol y el

frío o calor intenso en tu garganta

Evita los lugares que te puedan resecar

la garganta o demasiado húmedos.

En lugares con mucho ruido procura

no hablar y si tienes que hacerlo

no eleves el tono de voz.

Es preferible que te vistas tipo cebolla

y te quites capas según vayas sintiendo calor

a que pongas el aire acondicionado

que puede afectar seriamente a tu garganta.

Protege tus pies, evita el sudor.

 

Toser con precaución

Aprovecha la espiración para no forzar

y usa la tos de resoplido

que significa toser a golpes

suspirando mientras se espira.

La mejor forma de no forzar la voz

es mover mucho la lengua.

 

 

 

 

Dormir y descansar bien.

Como el resto de tu cuerpo,

tu voz responde mucho mejor

si has descansado lo necesario.

 

 

 

Si te pica la garganta

cuando hablas

Es fruto de tensión laríngea

y es el primer signo de esfuerzo vocal.

Debes callarte inmediatamente

durante unos segundos,

quitar tensiones,

respirar a fondo para que entre humedad

y empezar a hablar de otro modo

que provoque menos tensión.

La elasticidad del cuerpo ayuda a encontrar

la elasticidad del sistema vocal.

 

 

Evita realizar grandes trabajos

vocales durante la fatiga,

no hables a alta intensidad,

procura no quedarte sin aire

a mitad de la frase.

No empujes el cuello cuando hables

sino desde la zona costo abdominal,

mueve la lengua y evita hablar

con la boca semicerrada.

 

Practica el silencio

 

 

Vahos de manzanilla

Se coloca en medio litro de agua

dos cucharadas de manzanilla

y una vez que ha hervido,

mediante una toalla o un embudo

se respirará esta nube

por la nariz y por la boca.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies