La dicción

HomeAula de VozLa dicción
Post Image

¿Cuál es el origen de la mayoría de las dificultades de dicción?

Creemos que proceden de malos hábitos acumulados desde

la niñez o la adolescencia y que se afianzan posteriormente.

Estos hábitos tienen como principal característica

una PRONUNCIACIÓN NEGLIGENTE

 

 

Suelen mostrar variantes como éstas:

Sonidos mortecinos de las últimas palabras de cada oración,

consonantes que se “arrastran”;

palabras que se modifican al “tragarse” una parte,

términos y expresiones que se unen incorrectamente.

No son pocos los que se originan en la costumbre de hablar

“entre dientes”,

que suelen producir tensiones en las mandíbulas

y que trastornan el fluir regular de la saliva.

 

 

Los ejercicios siguientes estimulan una buena pronunciación.

Sirven para corregir buena parte de los males comentados y,

básicamente, para los que tienen su origen

en la pereza y el desánimo.

1- Lea una página de un libro sin emitir ningún sonido

Al hacerlo, fuerce los movimientos faciales,

en particular los labios, lengua y mandíbula.

Actúe como si declamara en ALTA VOZ.

Practique con la lectura de diversos textos

durante 5 MINUTOS por día.

2- Lea media página de un libro con los dientes apretados

Articule las palabras forzando la lengua, los labios y las mejillas

Fuerce la pronunciación de forma que las palabras surjan

lo más claras y naturales que sea posible.

Practique cada día 5 minutos el ejercicio,

conversando con personas de su confianza.

En su defecto, aumente el volumen de lectura

a DOS O TRES páginas al día.

No exceda estos tiempos de ejercicio.

3- Lea un texto destacando las consonantes

como si fueran TRIPLES

Separe las sílabas, pero no dilate los sonidos de las vocales

Fuerce únicamente la sonoridad de las consonantes

Practique por espacio de 3 minutos diarios

4- Lea de viva voz una página de un libro,

pronunciando las palabras con absoluta claridad

Al hacerlo mueva los músculos faciales,

destacando los movimientos de las cejas y de los labios

Procure dar a la lectura ritmo y énfasis teatral

Emita la voz cargada de aire

cuando tenga que pronunciar notas bajas

Practique cada día durante 10 minutos.

Si quieres saber más, el libro se llama

Todos pueden hablar bien en público

Método completo de expresión oral corporal

De García Carbonell

Editorial Edaf

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>