Vocalizar

 

 

Deberias Ser Capaz de Producir La Voz
sin ocasionarte Lesiones
Durante su producción.
Tu voz debería de ser capaz de trasmitir
todos los matices de significado
que exige tu trabajo.
Debería ser un instrumento
de expresión y comunicación,
totalmente flexible y preciso,
que permaneciera absolutamente
bajo tu control.

La dicción

¿Cuál es el origen de la mayoría
de las dificultades de dicción?
Creemos que proceden de malos
hábitos acumulados desde
la niñez o la adolescencia
y que se afianzan posteriormente.
Estos hábitos tienen como
principal característica
una pronunciación negligente.

Suelen mostrar variantes como éstas:

Sonidos mortecinos de las últimas
palabras de cada oración,
consonantes que se “arrastran”;
palabras que se modifican
al “tragarse” una parte,
términos y expresiones
que se unen incorrectamente.
No son pocos los que se originan
en la costumbre de hablar
“entre dientes”,
que suelen producir
tensiones en las mandíbulas
y que trastornan el fluir regular de la saliva.
Los ejercicios siguientes
estimulan una buena pronunciación.

 

 

1- Lea una página de un libro
sin emitir ningún sonido
Al hacerlo, fuerce los
movimientos faciales,
en particular los labios,
lengua y mandíbula.
Actúe como si declamara en voz alta.
Practique con la lectura de diversos textos
durante 5 minutos por día.
2-  Lee un trabalenguas en Balleno,
como Dory en Buscando a Nemo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies